Queso Mahón: ¿Qué es y cuál es su origen?

El Mahón es un queso español procedente de la isla Menorca, una de las Baleares del Mediterráneo ¿Qué hermoso lugar no?. Bien, aunque se ha exportado mucho, mucha gente no está familiarizada con el Mahón, un queso de leche de vaca que se puede encontrar tanto fresco como estacionado. La maduración del queso afecta a su sabor, que puede variar de suave a intenso, así como a su consistencia, que va de blanda a dura. Se pueden comprar tanto crudos como pasteurizados, aunque los pasteurizados normalmente son menos sabrosos.

¿Qué es el queso Mahón?

El Mahón es un queso de pasta gruesa y desmenuzable que se presenta en diferentes fases de maduración, desde los dos meses hasta más de un año. El Mahón fresco (con menos de cuatro meses de curación) es semiduro y suave. El queso puede ser mantecoso, picante y salado. Las ruedas de Mahón con cuatro meses o más de curación adquieren un sabor más salado, de hierbas, más complejo y un final notablemente ácido. Las ruedas envejecidas durante un año o más tienen una textura similar a la del parmesano y un intenso sabor caramelizado y salado.

queso mahon, que es queso mahon, quesos mahones, queso mahon curado, tipos de queso mahon, queso mahon añejo, como se elabora mahon

¿Cómo es su forma?

El Mahón es rectangular o cuadrado con bordes redondos y tiene una corteza natural. Las piezas jóvenes de Mahón (y, normalmente, las versiones pasteurizadas) muestran una corteza de un atractivo color naranja. A medida que el queso madura, el color de la corteza disminuye hasta convertirse en dorado, marrón u óxido. El color de la pasta (el interior del queso) también cambia de blanco a amarillo a medida que madura.

 

¿Cuál es la diferencia entre el Mahón y el Manchego?

A pesar de que estos dos quesos españoles son los más conocidos de la región española (su origen), hay grandes diferencias entre ellos, comenzando por el tipo de leche que se utiliza para elaborarlos; mientras que el Mahón se hace con leche de vaca, el Manchego utiliza leche de oveja. Su sabor y su textura también son muy diferentes: El Mahón es picante y cremoso, con un sabor a nuez, y el Manchango es suave, seco, con un final un poco picante.

queso mahon, que es queso mahon, quesos mahones, queso mahon curado, tipos de queso mahon, queso mahon añejo, como se elabora mahon

Sustitutos

Encontrar un sustituto adecuado para el Mahón puede ser un reto, sobre todo porque su sabor y textura difieren en función de su madurez. La mejor comparación puede ser el Gouda, aunque le faltará el sabor único y salado del Mahón. Para los amantes de los quesos picantes, es más usual elegir un manchego o un queso pategrás.

 

Tipos de Mahón

El Mahón se clasifica por añejamiento, creando tres categorías: tierno, semicurado y Mahón curado. Cuanto más nuevo sea el queso, más claro será el color de la pasta (la carne del queso); a medida que envejece, el tono se oscurece, la textura se vuelve más firme y seca, y el sabor se intensifica.

El Tierno es el que menos se ha curado, ya que sólo tiene entre 21 y 60 días de maduración, y es de color pálido con una textura suave y elástica. Su sabor suave tiene toques de acidez, un gusto mantecoso y es ligeramente salado. Este tipo de Mahón es ideal para elaborar salsas de queso cremosas.

Cuando se madura entre dos y cinco meses, el queso se considera semicurado. Aunque tiene similitudes con el tierno, su tono dorado y su sabor ligeramente picante son los que distinguen su madurez, junto con algunas notas de mantequilla y nueces. Al cortarlo, el queso muestra varios agujeros de forma irregular. Este tipo de Mahón es el más utilizado en los postres por su mezcla de dulce y salado.

El Mahón con el carácter más complejo es el Mahón madurado, que ha sido estacionado durante más de cinco meses. El queso adquiere un color marrón anaranjado y se vuelve quebradizo y duro, y las versiones más antiguas tienen un poco de crujido debido a los cristales de lactosa. Se perciben hilos de humo, madera, caramelo, frutos secos, especias e incluso cuero. Se disfruta mejor cortado en rebanadas y servido con fruta y frutos secos.

queso mahon, que es queso mahon, quesos mahones, queso mahon curado, tipos de queso mahon, queso mahon fresco, como se elabora mahon

Cómo se elabora el queso Mahón

La elaboración de quesos que se realiza en la isla de Menorca es una tradición que fué transmitida de generación en generación. La industria del queso es la segunda industria más importante, y Mahón recibió la ese nombre de origen en el año 1985.

El Mahón se elabora con leche de vaca pasteurizada o sin pasteurizar. La cuajada se cubre con un paño de algodón (llamado fogasser) atado con un cordel, y se presiona para extraer el suero. El mahón hecho con leche pasteurizada utiliza moldes especiales que dan al queso su forma rectangular, de forma natural sino este queso tendría forma de almohada. La masa se introduce en una salmuera unos 7 días, se retira para que se seque y se almacena en cuevas de queso para su estacionamiento. Durante la maduración, el queso se pincela con una mezcla de aceite, mantequilla y pimentón, lo que da al Mahón su característica corteza de color naranja rojizo.

Usos

El Mahón es un queso delicioso y versátil que puede añadirse a diferentes platos calientes, fríos o también puede consumirse sólo o en una tabla de quesos. Una forma tradicional de consumir este queso es simplemente cortarlo en rodajas finas y rociarlo con aceite de oliva virgen extra. También se suele comer rallado en pastas, risottos o ensaladas. A menudo se combina con otros quesos como el sardo o sbrinz.

Almacenamiento

Como el Mahón es un queso de pasta prensada no cocida, es necesario cuidarlo del resecamiento. Para eso es necesario envolver el queso en papel de plástico o con un paño húmedo y guardarlo en la parte más fría de la heladera. Si el queso mostrara señales de moho, se puede quitar el moho cortando esa parte y el queso es seguro para consumir.

queso mahon, que es queso mahon, quesos mahones, queso mahon curado, tipos de queso mahon, queso mahon añejo, como se elabora mahon

Recetas con Mahón

Una forma clásica de comer Mahón es aderezado con aceite de oliva virgen extra y decorado con pimienta negra y estragón. El Mahón fresco suele armonizar bien con el chorizo y la cerveza, así como con el jerez, los frutos secos y las nueces, y el Mahón añejo combina muy bien con vinos tintos como el tempranillo y el malbec.

 

Si te gustó el artículo te recomendamos conocer todos los tipos de quesos blandos y quesos duros.

< Volver