Queso duro: ¿Qué es y cuáles son los mejores para rallar?

Como el nombre lo dice, el queso duro es firme. A menudo sabroso, se puede dividir en dos categorías: duro (como el parmesano o romanito) y semiduro (como el gouda u holanda).

El queso duro tiene los sabores concentrados y posee un gusto robusto que lo distingue del resto. También se conserva muy bien por su falta de humedad. Cuanto más tiempo se envejece el queso duro y se seca, más sabor y carácter desarrolla.

queso duro, quesos duros, queso para rallar, queso pasta dura, quesos duros argentinos

¿Cómo se hacen los quesos duros?

Para hacer queso duro, la cuajada se corta de forma muy fina y luego se cocina a temperaturas de hasta 55 ° C. Esto maximiza la cantidad de humedad (suero) que se elimina antes de que la cuajada se coloque en moldes, se remoje en salmuera, se dé vuelta con periodicidad y se deje estacionando entre seis a 36 meses.

El queso duro para rallar maduro puede volverse ligeramente arenoso y con el tiempo se forman pequeños cristales blancos. Estos son cristales de lactato de calcio, que son lo que le da el sabor picante y en líneas generales significan que un queso está perfectamente estacionado..

El queso duro viene en varios estilos. La maduración determina la intensidad del sabor. Un queso bien añejado será más sabroso, menos cremoso y de textura más granulada.

 

Características

Denso, Sabroso, Firme

El sabor es denso y complejo, dependiendo la variedad puede poseer fuertes notas de avellana y manteca salteada, los quesos duros aportan carácter y sabor en el plato que se sirva, a menudo favorecidos por su sabor más intenso, como el de una rica sopa, unas pastas o un guiso cocinado lentamente. La apertura es suave con un ligero sabor, los sabores persisten en el paladar, seguidos con calma por un final agudo y de buen aroma. Aún manteniendo una sensación de suavidad, la textura es granular y firme, formando cristales de sal natural con la edad y, a su vez, produce un cuerpo desmenuzable, perfecto para un rallado de queso.

La mayoría de los quesos duros desarrollan una corteza natural y dura, acumulando mucho sabor con el tiempo. Demasiado difícil de comer solas, las cortezas agregan sabor y textura cuando se mezclan en sopas, salsas y guisos.

queso duro, quesos duros, queso para rallar, queso pasta dura, quesos duros argentinos

TIPOS DE QUESO DURO

La familia de los quesos duros tiene variedades con años de historia y cultura. Sus matices redondeados y picantes hacen maravillas en platos de comidas calientes, tablas de picadas y ensaladas, ofreciendo una experiencia saludable cuando se disfrutan solos.

Los quesos duros italianos son picantes, intenso y con mucho cuerpo en el sabor. La textura es firme cuando es joven, volviéndose granular y cristalizada a medida que envejece. Cuando se estaciona durante al menos 12 meses, su sabor se vuelve único.

Se puede acompañar con nueces, peras picantes y champagne o un vino blanco espumante.

Algunos de los quesos para rallar, se elaboran con leche fresca de oveja, como el pecorino, que se produce de la misma forma durante más de dos milenios. Es un poco más suave que el Parmesano o Reggiano, posee notas de especias y gusto a manteca caramelizada se siente en el paladar ofreciendo un toque sabroso y con cuerpo.

Lo podés acompañar con higos frescos, miel y vino blanco.

Otro de los quesos de pasta dura, residente en el corazón de La Mancha, es el queso manchego, que se lo conoce tanto un producto autóctono como un producto de diferentes regiones. Tiene nuez, con ligeros toques de fruta dulce y especias. Al tener leche de oveja tiene una consistencia más rica y cremosa que se vuelve granular y escamosa con el paso del tiempo.

Puede ser acompañado con miel, higos y nueces tostadas.

Algunos quesos, como el Grana Padano, tienen textura, el sabor que a veces se confunde con el Reggiano. De esta forma, este queso de origen italiano se mantiene cerca de su variedad mas próxima. Este queso ligeramente suave, el cuerpo es de un grano menos fino y solo requiere 9 meses de maduración.

Acompaña el Grana Padano con manzanas frescas, higos y miel.

También puede ser acompañado por otros quesos blandos.

queso duro, quesos duros, queso para rallar, queso pasta dura, quesos duros argentinos

Queso Provolone

queso provolone, provola, queso de rallar

Es un típico queso de pasta dura, compacta, grana fina, de sabor bien desarrollado y fuerte aroma.
Se puede utilizar para rallar o para llevar a la mesa.

Queso Sbrinz

queso sbrinz, queso reggiano, queso para rallar, queso duro, queso parmesano

Es un típico queso de pasta dura, compacta, grana fina, de sabor bien desarrollado y fuerte aroma.
Se puede utilizar para rallar o para llevar a la mesa.

Queso Romanito

Es un típico queso de pasta dura, compacta, grana fina, de sabor bien desarrollado y fuerte aroma.
Se puede utilizar para rallar o para llevar a la mesa.

Queso rallado

Es el alimento obtenido del rallado de quesos de baja humedad especialmente seleccionados y madurados.

Queso Sardo

queso sardo, queso para rallar sardo, sardo pecorino, sardo argentina, fabrica de sardo, queso sardo rosalat

Es un típico queso de pasta dura, compacta, grana fina, de sabor bien desarrollado y fuerte aroma.
Se puede utilizar para rallar o para llevar a la mesa.

< Volver