Queso Feta: ¿Qué es y cuáles son sus sustitutos?

que es queso feta, sustitutos queso feta, cual es el queso feta

¿Qué es el Queso Feta?

El feta es el queso más conocido en Grecia, ya que es originariamente de ese país. Es un queso blando, blanco y en salmuera, entre sus beneficios tiene muchos nutrientes y aporta calcio.

Es parte de la cocina mediterránea, ya que este queso se usa en todo tipo de platos, desde los aperitivos y entradas hasta postres.

A continuación, todo lo que necesitás saber sobre el queso feta:

Es un producto cuenta con Denominación de Origen Protegida (DOP), esto significa que sólo el queso elaborado en algunas zonas de Grecia puede llamarse “feta”

En estas regiones, el feta se hace a partir de leche de ovejas y cabras criadas en pastos locales. Este entorno particular es lo que da al queso sus características únicas.

El sabor del feta es picante cuando se elabora con leche de oveja, pero más suave cuando se combina con leche de cabra.

El feta es un queso cuajado en escabeche que debido a la solución de salmuera, tiene un sabor salado y picante. Se suele utilizar en varios platos, como ensaladas, pizza y pasta.

El feta se produce en bloques y es firme al tacto. Sin embargo, puede desmenuzarse al cortarlo y tiene una sensación cremosa en la boca.

que es queso feta, sustitutos queso feta, cual es el queso feta

¿Cuáles son sus sustitutos?

Si tenés rechazo al queso feta podría ser un problema si vas a cocinar una receta que requiera este ingrediente de este queso específico. A algunas personas no les gusta el fuerte sabor del queso feta y por eso buscan un buen sustituto del queso feta.

En esta nota, verás no solamente un posible sustituto del queso feta, sino varios ingredientes

queso halloumi, sustituto queso feta

Halloumi

Si no le gusta el sabor fuerte del feta, el halloumi podría ser el adecuado para vos, ya que tiene un sabor salado más suave. El halloumi es un queso griego, como el feta, que tiene un sabor semiduro y masticable. Incluso si se cocina este queso a alta temperatura, puede conservar su textura firme.

Se puede también sustituir el feta por el Halloumi en las ensaladas griegas. Si querés darle un sabor extra, presentá este queso con menta picada o chile.

Queso Fresco

Otro sustituto más suave del feta que podés tener en cuenta es el queso fresco, un queso de origen mexicano que suele elaborarse con leche de vaca no pasteurizada. El sabor fresco y suave de este queso puede ser muy bien combinado con platos de huevo, ensaladas y enchiladas.

Al igual que otros quesos frescos, el queso fresco tiene un menor contenido de grasa y sodio que el feta. Aunque lo calientes, no se derrite, sino que se vuelve suave y cremoso. Tiene un sabor ácido y salado que puede compensar en gran medida el sabor picante de sus platos.

Es recomendable comprar este queso el mismo día que se va a consumir, porque el sabor es mejor cuando está fresco. Aunque se puede guardar en la heladera durante varios días, la textura y el sabor pueden disminuir con el tiempo.

Queso Mozzarella

El queso mozzarella es un queso cuajado que se puede cortar fácilmente con un cuchillo. Tradicionalmente, se produce con leche de búfala de agua. Dado que estas búfalas de agua sólo viven en muy pocos países, como Italia, la producción pasó a ser de leche de vaca en muchos países, como en Argentina.

La mozzarella fresca tiene ese sabor suave y húmedo.  La mozzarella de baja humedad se produce con leche descremada.

Para quienes no les guste la textura desmenuzable del queso feta, pueden sustituirlo por dados de mozzarella. Podés probarlo en varias preparaciones, como ensaladas, paellas, mariscos y carnes. La mozzarella fresca es uno de esos quesos que se pueden hacer de forma casera.

que es queso feta, sustitutos queso feta, cual es el queso feta, como se hace el queso feta

¿Cómo se hace el Queso Feta?

El auténtico feta griego se elabora con leche de oveja o con una mezcla de leche de oveja y cabra.

Sin embargo, la leche de cabra no puede representar más del 30% de la mezcla.

La leche utilizada para elaborar el queso suele estar pasteurizada, pero también podría estar cruda.

Una vez pasteurizada, se añaden cultivos iniciadores de ácido láctico para separar el suero de la cuajada, que está formada por la proteína caseína. A continuación, se añade cuajo para fijar la caseína.

Una vez completado este proceso, se da forma a la cuajada escurriendo el suero y colocando la cuajada en moldes durante 24 horas.

Una vez que la cuajada está firme, se corta en cubos, se sala y se coloca en barriles de madera o en recipientes de metal durante un máximo de tres días. A continuación, los bloques de queso se colocan en una solución salada y se refrigeran durante dos meses.

Por último, cuando el queso está listo para ser distribuido a los consumidores, se envasa en esta solución (llamada salmuera) para conservar la frescura.

 

¿Cuantas calorías tiene el Feta?

El queso Feta es una opción mas saludable de lo que parece. Una porción (28 gramos) aporta:

Calorías: 74
Grasa: 6 gramos
Proteínas: 4 gramos
Carbohidratos: 1,1 gramos
Riboflavina: 14% de la IDR
Calcio: 14% de la IDR
Sodio: 13% de la IDR
Fósforo: 9% de la IDR
Vitamina B12: 8% de la IDR
Selenio: 6% de la IDR
Vitamina B6: 6% de la IDR
Zinc: 5% de la IDR

También tiene cantidades decentes de vitaminas A y K, folato, ácido pantoténico, hierro y magnesio.

Además, el feta tiene menos grasa y calorías que los quesos curados como el cheddar o el parmesano.

Una onza (28 gramos) de cheddar o parmesano contiene más de 110 calorías y 7 gramos de grasa, mientras que una porción de feta sólo tiene 74 calorías y 6 gramos de grasa.

Además, contiene más calcio y vitaminas del grupo B que otros quesos como la mozzarella, la ricotta, el requesón o el queso de cabra.

 

Si te gustó este queso seguramente querrás conocer otros quesos como el Mahón o el queso Morbier.

< Volver